¿QUÉ ES LA PINTURA EN POLVO?


 

La pintura en polvo, es un tipo de recubrimiento de polvo seco (exento de solventes) que se aplica como un fluido con fines decorativos y de protección. Se utiliza para crear un acabado de mayor dureza y resistencia que la pintura convencional.

En la pintura en polvo tradicional el curado de la pintura se produce mediante la aplicación de calor. Generalmente introduciendo las piezas dentro de hornos durante un tiempo suficiente que permita la fusión del polvo, la nivelación y la polimerización.

El resultado final es una pieza pintada con un recubrimiento fuerte que permite un mecanizado exigente, resistente a los productos y ambientes agresivos, atractivo y con la posibilidad incluso de efectos fantasía.

El polvo que conforma el producto está compuesto por resinas pigmentos, cargas y aditivos. Cada uno de los “ingredientes” descritos cumple una función específica en la pintura. Todos ellos perfectamente homogeneizados y finamente divididos para lograr un acabado perfecto.
En la industria manufacturera se encuentra una amplia aplicación y, desde un punto de vista ecológico, no crea ningún problema para los operadores y el medio ambiente.

Variedades de Pintura en Polvo

Hay diferentes clases de pintura electrostática cada una de las cuales pretende dar solución a un problema o uso específico.

Los tipos de pintura que aplicamos nosotros son:

APLICACIÓN DE LA PINTURA EN POLVO

La aplicación de la pintura en polvo es un trabajo de equipo entre tres agentes principales:


1. El aire constituye el medio de transporte del polvo.
2. La carga electroestática permite la adherencia (en seco) del polvo a los productos metálicos.
3. La temperatura es el catalizador que permite la curación de la pintura en polvo.
 
Este trabajo en equipo debe estar en equilibrio para garantizar la calidad del acabado final. Se deben adecuar los parámetros de cada agente a cada tipo de pieza, teniendo en cuenta, el tipo de pintura que se está utilizando y la composición y forma que tienen dichas piezas.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE FRENTE A LA PINTURA LÍQUIDA?

¿QUÉ VENTAJAS TIENE FRENTE A LA PINTURA LÍQUIDA?

Ventajas Técnicas:

Homogeneidad en la capa aplicada debido a la atracción electrostática.

→ Apariencia más compacta, fina y de mayor calidad, redondeando los filos y ofreciendo la sensación de que la pintura no es sino una capa más que recubre la superficie.

→ Altos espesores obtenidos en la pintura final con una sola aplicación.

→ Amplísima variedad de colores, texturas y efectos

→ Comodidad para el aplicador ya que no se realizan mezclas o diluciones.

→ Resultados consistentes. Fáciles de reproducir con mínimos errores.

→ Excelente cobertura de los bordes de las piezas.

→ Altas propiedades mecánicas y resistencia a la abrasión del recubrimiento aplicado.

→ Variedades con gran resistencia a la corrosión y a la luz solar. Resulta mucho más prieta y eso la hace también especialmente resistente ante las inclemencias meteorológicas, el paso del tiempo o los diferentes golpes que puede recibir una determinada superficie.

→ Protección del medioambiente. Las pinturas líquidas resultan sumamente tóxicas y emiten sustancias nocivas para el ecosistema en el que vivimos. Los pigmentos en polvo, en cambio, forman parte de las llamadas pinturas ecológicas y muestran un impacto ambiental muy bajo ya que los solventes no aparecen ni en el proceso de aplicación ni en el de fabricación.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE FRENTE AL MEDIO AMBIENTE?

Ventajas frente al medio ambiente

Ventajas Medio ambientales:

No contienen solventes ni se utilizan durante su fabricación.

→ No es necesario instalaciones especiales para almacenar las pinturas.

→ Su uso no genera lodos o residuos contaminantes que es necesario enviar a tratamiento.

→ Hay variedades indicadas para exteriores y con resistencia a los ambientes químicamente agresivos.